UNIÓN Y SOLIDARIDAD PARA TODOS Y TODAS

Escrito por Alberto Amanzo - Director Adjunto CENCA

CENCA y las organizaciones y familias de San Juan de Lurigancho, llegamos a diciembre del presente año, animadas siempre por las fiestas de Navidad y el Año Nuevo.

Independientemente de las creencias religiosas o políticas, todos estamos envueltos en la sed del consumismo, en menor o mayor grado, dependiendo de nuestras costumbres y capacidad adquisitiva, en última instancia.

Sin embargo, en las relaciones más cercanas entre las personas, desde el hogar, el trabajo, el transcurrir de la vida en el barrio, no deja de latir la necesidad del grupo, del afecto y calor familiares, de la unión y, por ahí también de la solidaridad y aprecio hacia el prójimo.

Esto último más como deseo y, en ocasiones, expresado con regalos. En cuanto a la idea y deseo de la unión, esta estará condicionada por la situación concreta de familias, grupos y las condiciones personales, en todos los niveles de la sociedad y actividades que en ella se desarrollan; es decir, si pudiéramos medirlo, habrá más o menos unión, a razón de la mayor o menor comprensión, entendimiento o acuerdo entre los sujetos y a razón también de la mayor o menor presencia de desacuerdos, pugnas o intereses contrapuestos.

En cualquiera de los casos, para avanzar o desear mejorar, todos compartimos que la unión y la solidaridad nos acompañen en estas fiestas y el venidero año nuevo.